Mes: Agosto 2016

Jorge Luis Borges – La Muralla y los Libros

Por Jorge Luis Borges (Otra Inquisiciones)

Leí, días pasados, que el hombre que ordenó la edificación de la casi infinita muralla china fue aquel primer emperador, Shih Huang Ti, que asimismo dispuso que se quemaran todos los libros anteriores a él. Que las dos vastas operaciones -las quinientas a seiscientas leguas de piedra opuestas a los bárbaros, la rigurosa abolición de la historia, es decir del pasado- procedieran de una persona y fueran de algún modo sus atributos, inexplicablemente me satisfizo y, a la vez, me inquietó.

Indagar las razones de esa emoción es el fin de esta nota. Históricamente, no hay misterio en las dos medidas. Contemporáneo de las guerras de Aníbal, Shih Huang Ti, rey de Tsin, redujo a su poder los Seis Reinos y borró el sistema feudal: erigió la muralla, porque las murallas eran defensas; quemó los libros, porque la oposición los invocaba para alabar a los antiguos emperadores.

Quemar libros y erigir fortificaciones es tarea común de los príncipes; lo único singular en Shih Huang Ti fue la escala en que obró. Así lo dejan entender algunos sinólogos, pero yo siento que los hechos que he referido son algo más que una exageración o una hipérbole de disposiciones triviales.

shi_huang_ti

Tampoco es baladí pretender que la más tradicional de las razas renuncie a la memoria de su pasado, mítico o verdadero. Tres mil años de cronología tenían los chinos (y en esos años, el Emperador Amarillo y Chuang Tzu y Confucio y Lao Tzu), cuando Shih Huang Ti ordenó que la historia comenzara con él.

Shih Huang Ti había desterrado a su madre por libertina; en su dura justicia, los ortodoxos no vieron otra cosa que una impiedad; Shih Huang Ti, tal vez, quiso borrar los libros canónigos porque éstos lo acusaban; Shih Huang Ti, tal vez, quiso abolir todo el pasado para abolir un solo recuerdo; la infamia de su madre. (No de otra suerte un rey, en Judea, hizo matar a todos los niños para matar a uno.)

Esta conjetura es atendible, pero nada nos dice de la muralla, de la segunda cara del mito. Shih Huang Ti, según los historiadores, prohibió que se mencionara la muerte y buscó el elixir de la inmortalidad y se recluyó en un palacio figurativo, que constaba de tantas habitaciones como hay días en el año; estos datos sugieren que la muralla en el espacio y el incendio en el tiempo fueron barreras mágicas destinadas a detener la muerte.

* * *

Todas las cosas quieren persistir en su ser, ha escrito Baruch Spinoza; quizá el Emperador y sus magos creyeron que la inmortalidad es intrínseca y que la corrupción no puede entrar en un orbe cerrado.

Quizá el Emperador quiso recrear el principio del tiempo y se llamó Primero, para ser realmente primero, y se llamó Huang Ti, para ser de algún modo Huang Ti, el legendario emperador que inventó la escritura y la brújula.

Este, según el Libro de los ritos, dio su nombre verdadero a las cosas; parejamente Shih Huang Ti se jactó, en inscripciones que perduran, de que todas las cosas, bajo su imperio, tuvieran el nombre que les conviene.

Soñó fundar una dinastía inmortal; ordenó que sus herederos se llamaran Segundo Emperador, Tercer Emperador, Cuarto Emperador, y así hasta lo infinito…

He hablado de un propósito mágico; también cabría suponer que erigir la muralla y quemar los libros no fueron actos simultáneos.

Esto (según el orden que eligiéramos) nos daría la imagen de un rey que empezó por destruir y luego se resignó a conservar, o la de un rey desengañado que destruyó lo que antes defendía.

Ambas conjeturas son dramáticas, pero carecen, que yo sepa, de base histórica. Herbert Allen Giles cuenta que quienes ocultaron libros fueron marcados con un hierro candente y condenados a construir, hasta el día de su muerte, la desaforada muralla.

Esta noticia favorece o tolera otra interpretación. Acaso la muralla fue una metáfora, acaso Shih Huang Ti condenó a quienes adoraban el pasado a una obra tan vasta como el pasado, tan torpe y tan inútil.

* * *

Borges Otras Inquisiciones Shih Huang Ti

Acaso la muralla fue un desafío y Shih Huang Ti pensó: “Los hombres aman el pasado y contra ese amor nada puedo, ni pueden mis verdugos, pero alguna vez habrá un hombre que sienta como yo, y ése destruirá mi muralla, como yo he destruido los libros, y ése borrará mi memoria y será mi sombra y mi espejo y no lo sabrá“.

Acaso Shih Huang Ti amuralló el imperio porque sabía que éste era deleznable y destruyó los libros por entender que eran libros sagrados, o sea libros que enseñan lo que enseña el universo entero o la conciencia de cada hombre.

Acaso el incendio de las bibliotecas y la edificación de la muralla son operaciones que de un modo secreto se anulan.

La muralla tenaz que en este momento, y en todos, proyecta sobre tierras que no veré su sistema de sombras es la sombra de un César que ordenó que la más reverente de las naciones quemara su pasado; es verosímil que la idea nos toque de por sí, fuera de las conjeturas que permite. (Su virtud puede estar en la oposición de construir y destruir, en enorme escala.)

Generalizando el caso anterior, podríamos inferir que todas las formas tienen su virtud en sí mismas y no en un “contenido” conjetural.

Eso concordaría con la tesis de Benedetto Croce; ya Pater, en 1877, afirmó que todas las artes aspiran a la condición de la música, que no es otra cosa que forma.

La música, los estados de la felicidad, la mitología, las caras trabajadas por el tiempo, ciertos crepúsculos y ciertos lugares, quieren decirnos algo, o algo dijeron que no hubiéramos debido perder, o están por decir algo; esta inminencia de una revelación, que no se produce, es, quizá, el hecho estético.

Cita Diario La Nación: http://www.lanacion.com.ar/814407-la-muralla-y-los-libros

Curso de Entrenamiento en Mediación – Inscripciones abiertas

Tenemos el agrado de informar el lanzamiento del segundo grupo del Curso de Entrenamiento en Mediación.

El curso, de carácter habilitante, tendrá una duración de ocho meses, está homologado y certificado por el Ministerio de Justicia de la Nación, en convenio con la Universidad Tres Febrero. Inicia el 14 de octubre. ¡Consultanos, los cupos son limitados! Reservá tu lugar ahora (y hasta el 30 de septiembre) con descuento en la matrícula inicial.

Para acceder a los contenidos y el Plan del Curso, ingresa en Curso en Entrenamiento en Mediación – Plan2016

Curso de mediacion

Objetivos

Brindar a los alumnos una exigente capacitación que signifique un aporte para la consolidación de la Mediación como un método pacífico de resolución de Conflictos.

Favorecer la comprensión de los conocimientos teóricos y prácticos para negociar eficazmente en distintos ámbitos.

Preparar profesionales Mediadores para el ejercicio de esta función en la resolución de conflictos en sede judicial y extrajudicial.

Potenciar el cambio en las organizaciones mediante una nueva visión de la problemática de las relaciones conflictivas.

Coordinadora

DIANA EILBAUM (Integrante del equipo coordinador del Programa de Mediación Penal del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación- Consultora Internacional en Métodos RAD en Paraguay, Uruguay, Chile, Perú, Honduras y El Salvador)

Profesores

Dra. Diana Eilbaum (Abogada esp. en Mediación- Docente de la U.B.A y de la UNTREF); Dra. Julia Scandale (Abogada, Mediadora y miembro del tribunal examinador de idoneidad de mediadores del Ministerio de Justicia de la Nación- Docente de la U.B.A, de la UNTREF y de la Univ. de Belgrano);

Dra. Ma. Elena Caram (Abogada- Mediadora del Centro de Mediación del Ministerio de Justicia de la Nación- Coordinadora del Programa de Mediación Penal del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación- Docente de la U.B.A y la UNTREF);

Dra. María Fernanda Strático (Abogada- Mediadora- Docente de la Univ. de Belgrano, Univ. Nacional de La Matanza, la UNTREF y de la Fundación Libra);

Lic. María Elena Rossi (Lic. en Psicología- Mediadora- Docente de la UNTREF, Univ. de Flores, Universidad Nacional de Morón y la Univ. ISALUD- Directora del CERAC-UFLO Centro de Resolución Alternativa de Conflictos de la Universidad de Flores );

Dra. Ema Berardo (Abogada- Mediadora- Docente en el Equipo de Mediación Escolar del Ministerio de Educación de la Nación- Docente de la Univ. Nacional de Lanús, de la Univ. Nacional de Lomas de Zamora y de la UNTREF).

Estructura del Curso

El curso consta de tres etapas independientes y correlativas, a saber:

INTRODUCTORIO EN MEDIACIÓN, el cual consta de 20hs.
ENTRENAMIENTO EN MEDIACIÓN, con un total de 60hs.
REALIZACIÓN DE PASANTÍAS, la cual cuenta con un total de 20hs.

Informes e inscripción

Correo electrónico: fundesur@fundesur.org.ar – academica@fundesur.org.ar

Dirección Rodhe 1471, General Roca, Río Negro.

TEL: 0298- 4435390 / 0298- 4431880

Hacia una nueva realidad

Por Antonia Nemeth de Baumgarden

La concepción sistémica del Universo es una visión o weltanschauung de todos los niveles de la realidad. Esta visión incorpora en su modo de explicitación un sistema integrado de conceptos los que incluyen no sólo lo teórico sino la práctica metodológica con sus modelizaciones y diseños de toda clase y tipo de sistema.
Transformar un sistema educacional de tipo tradicional a la concepción sistémica, implica transformar de raíz el modo y forma del aprendizaje y la funcionalización de los conocimientos. El proceso educacional de hoy y todos sus contenidos mantienen y se derivan de una visión mecanicista no orgánica del Universo. De tal modo que, la metodología sistémica sin una clara concepción, puede volverse contradictoria, sin llegar a producir un cambio de visión adecuadamente introyectada. Además, debe perseguir en todos los contextos neutralizar los efectos persistentes del paradigma mecanicista que pretende remplazar.
De la Percepción Mecánica a la Percepción Orgánica del Universo
Una edad histórica se caracteriza como un período de tiempo unitario con su particular visión el mundo y conceptualización de la realidad. La creación de la Escuela Moderna es coincidente con la creación del maquinismo. Esta edad de la máquina y el correspondiente efecto de la imprenta, se caracterizó por la postulación de principios tales como, de que el mundo podría ser completamente entendido y que tal comprensión podía alcanzarse aplicando el uso del método analítico. Mediante tres pasos sucesivos consistente en: análisis de las partes que se pretenden entender, estudiar su comportamiento y por último generalizar dicho entendimiento. Esto es, suficiente para explicar el todo. Dicha teoría o enfoque, llamado Reduccionismo ha sido la responsable de la prominencia en ciencia, de considerar la indivisibilidad de los componentes de la materia más allá del átomo, los elementos químicos, las células, las necesidades básicas, los instintos, las ideas simples y los fonemas. Una vez que dichos elementos se consideraron entendidos su explicación se ampliaba al entendimiento del todo. La relación causa efecto era suficiente para explicar todas las interacciones de los elementos. Una causa fue tomada como causa de la otra. Esta exclusiva y excluyente explicación de causa – efecto no requería de manera alguna la presencia del ambiente.
Además, los laboratorios y esquemas conceptuales eran concebidos sin tener en cuenta el ambiente como variable interviniente. Solamente Dios era la primera y única causa y como tal, no podía ser explicada. Su aceptación era pura
materia de fe. No era así para la Ciencia. Esta se basaba en el Determinismo cuya teoría no dejaba lugar para el azar o la elección de propósitos. El mundo fue concebido como un reloj herméticamente sellado que operaba con la regularidad dictada por su estructura interna y sus leyes causales.
Además, el hombre fue considerado como una máquina, creada por Dios a su imagen y semejanza. La Revolución Industrial fue su consecuencia. Todo trabajo demasiado caro para mecanizarse, debía ser realizado por mano de obra barata. De tal modo, se produce el ensamblamiento hombre-máquina, se constituye así, el continuo industrial reduciendo y obligando al ser humano a conducirse como una máquina. Este pensamiento analítico, como veremos más adelante, condujo a la deshumanización de la Educación.
Educación, Profesionalización bajo la Concepción Mecanicista
Aunque cueste creerlo, a primera vista todo el sistema Educacional incluyendo el Universitario y la Investigación Científica, no son otra cosa que Instituciones Industriales dedicadas a diseminar la instrucción y la información. Fueron modeladas como fábricas. Los alumnos estudiantes o Investigadores son tratados como material no procesado listo para entrar en la línea de producción para ser convertidos en producto terminado. Cada paso en el proceso está programado. El producto semiterminado es periódicamente inspeccionado y examinado. El resultado de examinación particular, se sobreentiende, debe ser uniforme y evaluado con un número como modelo de calidad.
El proceso educacional en cada nivel se considera exitoso si, el producto terminado puede ser vendido a un alto precio. Así, tanto la educación, como el sistema educativo, se reducen a un número discreto y desconectados de partes tales como: escuelas, curricula, materas, lecciones, ejercicios, cursos, grados, créditos, certificados, los que se cuantifican y califican en forma atomizada sin ser conceptualizados como parte de un proceso holístico, el cual termina por alcanzarse, si ello llega a ocurrir, fuera de la escuela o de la universidad, etc.
El estudiante o alumno termina por ser sobreinstruido sobre lo que puede muy bien hacer solo, sin condicionamientos y, subinstruido para lo que necesita, cuando realmente, debe hacer por sí mismo, tal como, ensamblar todo lo que ha recibido como instrucción, en forma coherente para entender el mundo en que está inmerso y los roles que en él debe cumplir.
El cursante recibe respuesta a cuestiones que él no ha preguntado y le son negadas la mayoría de las preguntas que él se puede formular. Es enseñado a responder y no a preguntar a pesar de que el progreso, radica o depende más, de las preguntas que se hacen, que de las respuestas que se dan.
Las Universidades son máquinas creadas por los patrones de los Departamentos y Facultades destinadas a garantizarles un trabajo de por vida de acuerdo a sus propios deseos. La educación es así el precio que el estudiante debe pagar por la autoridad que adquiere para hablar, en la casi
totalidad de los casos, sobre disciplinas y asuntos que no entiende. La enseñanza está largamente dedicada a inculcarle al estudiante un vocabulario sobre teorías, leyes, conceptos y métodos, muchos de los cuales, han demostrado sólo la habilidad de contradecir las evidencias. Algo parecido sucede en los sistemas escolares a merced de los maestros. La educación, concebida mecánicamente, trata al estudiante como máquina que debe alcanzar la capacidad de reproducir de un grabador o cámara fotográfica, o de combinar como una computadora lo que ha recibido.
Los exámenes son pruebas para mediar esa instrucción. Siguiendo a Pavlov y Skinner, el estudiante es tratado como un organismo condicionado para responder a lo que de él es deseado, mediante el premio a las respuestas correctas y el castigo a las equivocadas.
Con la incorporación de la tecnología educativa este método de enseñanza ha ido más lejos, mediante la mecanización del maestro, con la instrucción asistida por computadoras y enseñanza programada. Así, el maestro o profesor mecanicista sabe cómo programar al educando directamente. Este proceso se ve reforzado con la sugestión subliminal que las máquinas producen. En la educación formal, se tiene por sentado el hecho de que, dadas las condiciones organizacionales y la existencia del educando, el solo hecho de enseñar produce el aprendizaje. Se ignora que la mayoría de lo que aprendemos no es enseñado sino que aprendemos en el trabajo o jugando, no en la escuela. Trabajo y juego son minimizados en el proceso educacional. La ausencia de juego y diversión se combina con la expectativa de que las repuestas o las preguntas deben hacerse con respecto a lo esperado por el maestro asegurándose de esta manera, la supresión de cualquier eventual creatividad que el alumno tenga. Tanto las escuelas como los Departamentos Universitarios están organizados burocráticamente, es decir, mecánicamente. Resisten fuertemente los procesos de innovación y someten a sus componentes a rígidas reglas de ordenamiento y regulaciones. Cambiar las currículas suele ser sólo una quimera. Sólo se ejerce allí la estrategia de dejar las cosas como están para ver cómo quedan.
El Cambio de Perspectiva
Igualmente que en otros períodos históricos, la era del maquinismo ha sido fuertemente sacudida por dilemas y problemas insolubles. Por ejemplo, aunque la Teoría Determinista declaraba y afirmaba la imposibilidad de elección, se siguió pensando en el libre albedrío, de tal modo que, la libre voluntad frente al Determinismo resultó incompatible, sin embargo, ambas teorías fueron asumidas. Esta suerte de dilema tuvo ocupado a los filósofos sin llegar a alcanzar una solución. En las primeras décadas del siglo, el físico matemático Premio Nobel W Heisenberg demostró que una de las dos propiedades de los elementos que componen la materia se identificaba únicamente mediante un determinismo simultáneo, de tal modo, que la seguridad de uno dependía de la presencia del otro. A partir de este descubrimiento surge el principio de
incertidumbre que sacude todo el edificio conceptual con respecto al completo entendimiento y conocimiento de la realidad.
Hacia el final de la Segunda Guerra Mundial muchos científicos comenzaron a pensar que algo estaba sucediendo. No tardó en aparecer un decidido interés por la noción del concepto de sistema frente al de máquina. Este nuevo concepto terminó en dar por tierra con la Edad de la Máquina

Moschini diserta hoy sobre riesgos neurológicos

Dolor de cabeza, estrés y migraña serán los temas que se abordarán hoy en la primera charla de un ciclo que se realizarán en Roca sobre enfermedades neurológicas.

La cita abierta a la comunidad, en el marco de la campaña de prevención en salud que promueven en conjunto la Fundación para el Desarrollo del Sur argentino (Fundesur) y el diario “Río Negro”. Las “Neurociencias: Riesgos Neurológicos” conforman el eje de la propuesta, cuyo primer encuentro será hoy a las 18, en el SUM del diario.

El disertante será el neurólogo Javier Moschini especializado en ACV. Para inscribirse al curso, dirigirse a Fundesur, llamar al (0298) 4435390 o escribir a fundesur@fundesur.org.ar / academica@fundesur.org.ar o al Facebook de Fundesur.

Fuente: http://www.rionegro.com.ar/roca/moschini-diserta-hoy-sobre-riesgos-neurologicos-XX415707

Capacitación a cooperativas, mutuales y otras ONG’s

Una nueva iniciativa de la La Fundación para el desarrollo del sur Argentino (Fundesur) en Río Negro.  Se dictará en General Roca una capacitación sobre sustentabilidad en las ONG’S. Está dirigida a fundaciones, ONG, asociaciones, cooperadoras, cooperativas, emprendedores, mutuales, sindicatos, empresas, pymes, colegios profesionales, y público en general.

Aprender cómo generar fondos en una organización será el desafío para quienes asistan mañana al curso taller que se realizará en Roca. Ha sido denominado como “Sustentabilidad en las Organizaciones. Desarrollo de recursos: desafíos y oportunidades” y lo dictará Mario Burgos.

La capacitación -que organiza la Fundación para el Desarrollo del Sur argentino (Fundesur)- está orientada a fundaciones, ONG, asociaciones, cooperadoras, cooperativas, emprendedores, mutuales, sindicatos, empresas, pymes, colegios profesionales, y público en general.

El taller se realizara en la sede de Fundesur, ubicada en la calle Rohde 1471 desde las 9,30 y se extenderá hasta las 18. Para mayor información o inscribirse llamar al (0298) 4435390 o escribir a fundesur@fundesur.org.ar / academica@fundesur.org.ar y en el sitio oficial de Facebook.

El curso será mañana (28 de mayo del 2016) en la sede de Fundesur, en General Roca, ubicada en Rohde 1471. Empezará a las 9:30 y se extenderá hasta las 18.

fuente: Esto qué pasa:http://estoquepasa.com.ar/2016/capacitan-a-cooperativas-mutuales-y-otras-organizaciones-sociales/